Friday, March 03, 2006

A way to make you smile

Cuando pienso en qué es lo que busco en la persona que busco por lo general pienso en las grandes cosas: que sea inteligente, interesante, lindo, exitoso, que sea buena persona. Pero en realidad uno busca otras cosas. Esas otras cosas son pequeñas y casi imperceptibles pero muy caprichosas. No es algo que uno pueda enterarse en una primera cita como por ejemplo “no le gusta leer, esto no va a funcionar”. Pero a veces sí.
En mi primer cita con P. (cita en la que ya eramos oficialmente novio y novia pero eso es otra historia) yo pedí un café con leche con medialunas y mojé las medialunas en e café. El me miró e hizo un chiste agradeciendole al cielo por que yo mojara las las medialunas en el café con leche. Para él eso era importante. Y para mí era importante que para él fuera importante. No me sonaba a capricho, yo SE que la gente que moja las medialunas en el café con leche es mejor persona, pero no es una verdad que alguna vez me hubiera atrevido a compartir con nadie.
Si me pongo a pensar en que es lo me mas me gustaba de él (o lo que más extraño que es casi lo mismo) una de las cosas que siempre aparece es que me traía el desayuno a la cama. Se levantaba siempre primero que yo y me traía un café con leche con tostadas con manteca y dulce de leche (o nutella en épocas de abundancia). Jamás traía el queso crema que había en la heladera de su casa y que el detestaba en la misma proporción que yo lo amaba. Pero estaba bien, muy bien, era un pacto implícito en que yo no comía queso crema para después besarlo y el me traía el desayuno a la cama para darme el beso de los buenos días. A veces me encontré años después pidiendole a alguien que me trajera el desayuno y sintiendome casi como el hombre que contrata a una prostituta para que le hable o para que se vista con ropa de su ex. Nunca fue lo mismo. Con otro no es lo mismo. Y yo me la paso pensando que la próxima vez que me enamore tiene que ser de alguien así y asa, que viva solo, que me lleve a pasear, pero la verdad es que nunca pienso en esas pequeñas cosas, esas cosas que hacen que uno realmente se enamore. Y esas cosas no son predecibles, no aparecen en el currículum, la próxima persona de la que me enamore seguramente no me traiga el desayuno a la cama todos los días pero va a hacer otras cosas tan sencillas como esa y que hagan que no quiera vivir sin él.

4 Comments:

Blogger El Adolescente said...

Que bueno! me gusto me intereso el post, peor como del tema mucho nos e no escribo mas.
Lo que s enota es que estas muy enamorada, Respondeme los mails y visita mi blog!!!

6:48 AM  
Blogger BEBU said...

Y dónde esta el chico P????????????
Please Mariana, rescatalo, o hagamos de una buena vez la fiesta de los ex que tanto querés hacer!
Ya que estamos: llamame!!!

5:08 PM  
Blogger conejette said...

Aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!

2:33 AM  
Blogger Funes said...

Vale la pena estar enamorado si se escribe así, che...

10:41 AM  

Post a Comment

<< Home